viernes, 20 de diciembre de 2013

¿Sabes qué riesgos no están contratados?

Hay riesgos que no se encuentran cubiertos en el seguro contratado, por lo cual es muy importante revisar la póliza para verificar cuáles son las situaciones en las que la Compañía de Seguros no pagará los daños.
Dentro de las causas de no pago más comunes, encontramos:
  • Cuando el conductor no tiene licencia o permiso para conducir, si esta situación influye directamente en la realización del accidente o riesgo.
  • Por rotura, descompostura mecánica o falta de resistencia de piezas, a menos que éstas sean causadas por los riesgos que si están cubiertos por la póliza.
  • Pérdidas o daños a la parte baja del vehículo por transitar fuera de caminos o en caminos en mal estado.
  • Si el conductor se encuentra en estado de ebriedad o bajo la influencia de drogas cuando éstas situaciones influyan directamente en el accidente que ha causado el daño.
Es importante que sepas que los riesgos que están amparados se encuentran descritos en la póliza que te entregó la aseguradora, donde se especifican los bienes que están protegidos por el seguro, los riesgos cubiertos y las sumas aseguradas para dichos bienes. Asimismo, se estipulan los bienes que no están cubiertos y los riesgos adicionales que pueden estar sujetos a cobertura adicional si tu así lo deseas, pero éstos deberán ser especificados al momento de contratar su seguro.
Cuando por algún motivo solicites alguna modificación en las condiciones de tu póliza de seguro, la compañía aseguradora deberá entregarte un documento llamado endoso en el que consten tales modificaciones para hacerlas válidas.
La omisión o la falsa declaración de hechos que hagas respecto del riesgo que quieres asegurar puede ocasionar la rescisión del contrato y, por lo tanto, la pérdida del derecho a recibir la indemnización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada